La motivación según el tipo de tarea; ¿Palo y zanahoria…?

La motivación según el tipo de tarea; ¿Palo y zanahoria…?

La apasionante labor de motivarse y motivar a otros es uno de los principales retos de los líderes, si tomamos en serio la responsabilidad de que los equipos rindan al máximo y, además obtengan la satisfacción vital y el desarrollo personal y profesional para emprender cada día nuevos y desafiantes retos.

Motivar o motivarnos es una aspiración de todos, desde siempre. Constantemente se da la vieja polémica de, si “nos motivamos nosotros” o “nos tienen que motivar desde fuera”.

Tipos de motivación

Hay una primera distinción en lo que llamamos “motivación”:

                  “Mero cumplimiento = cumplo y miento”

La motivación extrínseca1 en la que los motivos que nos llevan a actuar vienen determinados desde fuera de nosotros, con incentivos y refuerzos externos; “el palo y la zanahoria” tan comúnmente usado en las organizaciones es un claro ejemplo. Hay una larga historia de aplicación  de esta forma de motivar-incentivar, no solo en las empresas sino también en las familias como organización genérica social. ¿Qué consecuencias puede ocasionar la aplicación del “palo y la zanahoria” a la hora de implicar-impulsar a la acción?

  • Anima al pensamiento de corto plazo.
  • Puede promover malas conductas, trampas, atajos y comportamientos de dudosa ética.
  • Puede limitar la creatividad. Las metas a corto limitan nuestro enfoque. La innovación y la creatividad necesita  asumir riesgos. En un sistema de “palo y zanahoria”, el individuo, una vez alcanzado el objetivo, relaja la presión innovadora y creativa y se conforma con el “cumplimiento = cumplo y miento”, tan alejado del compromiso necesario para crear.
  • Puede crear adicción; “Las gratificaciones dinerarias y los trofeos deslumbrantes, pueden provocar una deliciosa sensación de placer inicial. Para mantenerla viva, el receptor necesita siempre de dosis mayores y más frecuentes2”,  como ocurre con cualquier adicción.
  • Todo lo anterior dicho, si se produce,  nos lleva a una reducción del rendimiento y el compromiso.
  • Al final, todos los puntos anteriores actuando de manera entrelazada puede llegar a encoger la motivación intrínseca que es, como veremos, la realmente interesante por la aportación de valor añadido y poder de creación, disfrute y crecimiento para el que la posee y la aplica a la tarea.

Un ejemplo bastante cercano que se me ocurre es, el “motivar” a los adolescentes a que hagan algo, por ejemplo; sacar la basura y asignarles una cantidad de dinero   por hacerlo, (motivación extrínseca, muy extrínseca). Si lo hemos planteado así, el chaval no volverá a sacar la basura gratis nunca más.

Por otro lado tenemos, la motivación intrínseca1 que se da cuando la actuación  no tiene su origen en el mundo exterior al individuo sino en su propia fuerza motriz  que tiene mucho que ver con sus deseos de logro,  de superación y diferenciación personal y con la mentalidad de crecimiento personal. (C. Dweck).

Todo ser humano tiene los mismos deseos intrínsecos, a saber:

  • Deseo de certeza
  • Deseo de singularidad (destacar, ganar, ser mejor que otros)
  • Deseo de diversión
  • Deseo de conexión (pertenencia a la tribu)

Por lo tanto, la motivación se convierte en “intrínseca” cuando se dan la mayoría de los elementos de esos  cuatro apuntados. Estos ingredientes son los que nos hacen “fluir” y comprometernos -desde dentro- con la tarea que tenemos entre manos. No depende de fuera, depende de nosotros, de nuestro compromiso con el proyecto.

¿Cómo usar las recompensas?

Gráfico sobre la motivación

Las tareas rutinarias, más operativas y de menor valor añadido admiten más -como mal menor- los estilos de recompensa a corto plazo, pero con una serie de premisas, (ver cuadro  “UN ESQUEMA DE CUANDO USAR RECOMPENSAS”). Sin embargo, las tareas más cognitivas, más creativas o relacionadas con la innovación y la creatividad necesitarán más de una motivación intrínseca. Así que, intentar incentivar la realización de tareas creativas, de más valor añadido a base de motivaciones extrínsecas, (palo-zanahoria), puede crear disfuncionalidades nada deseables. (Ver cuadro: TIPO DE TAREA/TIPO DE MOTIVACIÓN debajo)

Gráfico sobre la motivación

“La motivación intrínseca tiene gran importancia para todas las actividades económicas. Es inconcebible que la gente esté motivada únicamente, o ni siquiera principalmente, por incentivos externos” (Bruno S Frey. Not Just the Money: An Economic Theory of Personal Motivation.

Las variables de la motivación

Jose A. Marina define la ecuación de la motivación combinando las distintas variables que la componen³:

Motivación = deseo + valor del objetivo + facilitadores de la tarea

  • El deseo es la principal fuente de motivación humana, el motor principal. Spinoza escribía que “la esencia del hombre es el deseo”. No hay nada que motive más que un objetivo formulado nítidamente a la luz de mis deseos.
  • Valor del objetivo es la importancia que tiene para el individuo alcanzar el objetivo, lo que significa para él en términos de logro, el valor que concedo al  incentivo.
  • Facilitadores de la tarea. Las herramientas aplicables, las circunstancias que se dan, las ayudas a que se puede acudir, para conseguir esa tarea.

Facilitadores de la tarea = capacidades + habilidades + ayudas + entrenamiento, (práctica deliberada)

¿Cuáles son tus trucos para motivar a tu equipo?

Manuel Carballo Nieto

1)     https://psicologiamotivacional.com/la-motivacion-intrinseca-y-la-motivacion-extrinseca/
2)     Daniel H. Pink LA SORPRENDENTE VERDAD SOBRE QUÉ NOS MOTIVA. Grupo Planeta. Barcelona-2010
3)     Jose Antonio Marina. LOS SSECRETOS DE LA MOTIVACIÓN. Editorial Planeta, S.A.-2011