Cómo gestionar un equipo multicultural

Cómo gestionar un equipo multicultural

Hoy en día, cada vez son más las empresas que tienen entre sus integrantes personas de diversos países, de distintos continentes y culturas diversas. El gerente-líder de hoy requiere comprender la complejidad que supone esta característica en los equipos ya que saber gestionarla es clave para lograr el éxito, para fomentar el mejor ambiente y que la comunicación pueda fluir. Como ya vimos, el estado emocional de las empresas marca el camino para conseguir la excelencia del equipo. A continuación, se muestran varios aspectos que será necesario tomar en cuenta para liderizar estos equipos.

La  diversidad es una característica de la naturaleza humana.

Respeto por la cultura

Una competencia básica humana es comprender que existen diversidad de expresiones distintas a las nuestras y no por ello son mejores o peores, simplemente son distintas. La  diversidad es una característica de la naturaleza humana. Será necesario comprender que todos somos dignos de respeto independientemente de la cultura a la que pertenezcamos y una forma de expresar respeto es considerar que según el país o cultura pueden existir costumbres y creencias muy distintas a las nuestras. ¿Cómo manejarlas? Es sencillo, pregúntate: ¿atenta contra el trabajo diario, los procesos internos o las políticas de la organización?  Si la respuesta es negativa, es necesario respetarlas y considerarlas como válidas para ellos.

Evitar el uso de etiquetas

Una forma de fomentar el respeto como valor en un equipo es evitar colocar etiquetas que definan a una persona o grupo por su nacionalidad. Frases típicas como “Ellos siempre son de tal forma porque son de tal país…” no permiten que exista posibilidad de cambio, encasillan, limitan y definen. Es posible que existan características comunes y similitudes, sin embargo, como seres humanos cada ser es único y de esta forma se debe tratar.

Características positivas que quizás dependiendo del país pueden ser más acentuadas y si las identificas, pueden aportar mucho a los logros de tu equipo de trabajo.

Observar las diferencias

Ciertamente, según la cultura o país al que pertenezcamos existen características comunes. Obsérvalas antes de asumirlas como ciertas y, una vez que las hayas determinado, utilízalas como recurso. El orden, la puntualidad, el entusiasmo, la capacidad de seguir instrucciones… son características positivas que quizás dependiendo del país pueden ser más acentuadas y si las identificas, pueden aportar mucho a los logros de tu equipo de trabajo.

 

coaching equipo multicultural 

¿Qué los une?

Es importante generar una visión compartida ya que si tienes personas de distintas latitudes trabajando contigo, seguro tienen algo en común. Pon el foco en eso que los une, reúnete con ellos constantemente o cuando sientas que algo se sale de control, y recuérdales porque están allí como equipo, ayudándolos a mantenerse firme en los objetivos fundamentales. Alinear los intereses, les ayuda a disipar las diferencias.

¿Qué los motiva?

A todos nos motivan cosas distintas y si te has convertido en un observador de tu equipo multicultural, te darás cuenta de que pueden tener motivaciones diferentes que se pueden acentuar dependiendo del país, porque la cultura no nos define pero puede marcar tendencias. Por lo tanto, se debe estar atento cuando pienses en generar incentivos o motivar a tu equipo, de tal forma que logres realmente hacerlo con efectividad.

Incentiva el intercambio

Realizar actividades donde todos puedan compartir ideas, hacer contribuciones y tengan las mismas oportunidades de aportar. Planear actividades extra-laborales y divertidas que ayuden estrechar lazos, conocerse y enriquecerse con el intercambio cultural, los ayuda a sentirse más libres y aceptados por el entorno.

Una expresión chistosa para ti puede ser ofensiva para el otro, por lo cual es importante atender con responsabilidad este aspecto.

¡Cuidado con el humor!

El manejo del humor es un tema delicado, es fundamental saberlo manejar. De hecho, el humor es necesario. Sin embargo, debido a las diferencias culturales, una expresión chistosa para ti puede ser ofensiva para el otro, por lo cual es importante atender con responsabilidad este aspecto. El humor no puede ser basado en chistes discriminatorios, de raza, país o religión. Además, para poder hacer uso del humor será necesario haber cultivado una relación de confianza en el equipo.

Cuidar las conversaciones

Es necesario tener conciencia y responsabilidad al conversar sobre todo si se trata de política, religión o raza. Son temas que pueden generar polémica y ambas partes pueden resultar afectadas y, sin duda, esto puede traer consecuencias muy negativas que luego serán muy difíciles de remediar. No es que no se pueda tocar esos temas, pero para llegar a ellos se requiere haber cultivado suficientemente la confianza y el respeto para que no se convierta en un problema posterior.

La diferencia cultural no puede ser un problema.

Establecer acuerdos

Si has identificado aspectos que como líder no te agradan porque afectan la fluidez laboral, será necesario establecer acuerdos, conversaciones saludables y respetuosas, donde plantees cuáles son aquellas actitudes que consideras causan o pueden causar dificultades y posteriormente generar compromisos. En pocas palabras, la diferencia cultural no puede ser un problema. En tus manos como líder está fomentar una cultura organizacional propia, donde tu equipo se sienta identificado y pueda sentir pertenencia, donde independientemente de qué país o cultura vengan, puedan sentirse cómodos y con las mismas oportunidades y valor.

Finalmente  ¡Míralo como un reto!

Si tienes un equipo diverso, eres afortunado de poder tener la oportunidad de sumar y aprender lo mejor de las culturas.

¿Cómo te gustaría a ti ser tratado en una cultura muy distinta a la que perteneces?

Ivette Puerta

Ingeniero, coach y terapeuta. Más de una década de experiencia en excelencia organizacional, formadora y desarrolladora de equipos de alto desempeño. Motivadora. Palabra que me identifica: Innovación.

Imágenes: Imagen entrada www.pexels.com, Imagen secundaria: www.openfoto.net